Guest Signature: Lucía González

///Guest Signature: Lucía González

Guest Signature: Lucía González

Guest Signature: Lucía González

Lucía González is Vice President and Head of the insurance sector at Capgemini Spain. She holds a degree in Business Administration and Management from Saint Louis University (US), where she specialised in Finance and Foreign Trade. In the year 2000, she joined Capgemini from Arthur Andersen, and since then has had various roles and responsibility positions, always within the financial sector, and more specifically within the field of insurance. Lucía has extensive experience in managing large accounts, in defining business models and strategies, as well as in strengthening partnerships with some of the main insurance companies in Spain.

Táctica y estrategia

Y no me refiero al poema de amor de Mario Benedetti, aunque al igual que el deporte y la guerra, por qué no, la poesía puede ser aplicable a la empresa. Se extrae del poema de Benedetti que para “conquistar” hace falta una estrategia simple y varias tácticas que se ejecutan a lo largo del tiempo con un fin claro.

Y ¿cuál es el fin de la empresa si no conquistar? un mercado, un territorio, un cliente y mantener la posición y que sus productos o servicios se conviertan en necesarios. Aunque mucho menos romántico, este fin requiere de una estrategia simple, varias tácticas y mucha pasión.

A día de hoy, la mayoría de las grandes compañías tienen una estrategia definida según estándares tradicionales, una estrategia complicada basada en un proceso muy metódico y muy razonado con unos plazos de definición de meses, con análisis internos y externos muy exhaustivos y con múltiples ejes de trabajo y planes de acción que se ejecutan y se siguen con multitud de KPIs a lo largo de varios años. Con tanto afán por la estrategia se ha olvidado la táctica, y la táctica es de corto plazo, es accionable y más ágil.

En los tiempos que corren, con un entorno tan cambiante e incierto, con unos clientes tan exigentes, una competencia feroz con nuevos players mucho más audaces y rápidos y una disrupción tecnológica que va más rápido que el ser humano, la definición y la ejecución de la estrategia deben también cambiar.

Vivimos en el mundo del “beta”. Lo importante es la rapidez y no la perfección. No se espera hasta definir los últimos detalles de un producto o servicio se lanza y se observa. Lo importante es actuar y llegar rápido al mercado.

De la misma forma, en cuanto a la estrategia, no se pueden definir todos los planes de acción y los KPIs para medirlos desde el minuto uno con una visión a tres años. Si antes era difícil predecir, ahora lo es aún más.

Por eso, vuelvo a Benedetti, hay que volver a combinar la táctica con la estrategia y no seguir intentando ejecutar los planes de acción de una estrategia complicada y poco flexible. Es mejor ejecutar tácticas de corto plazo que si fallas puedas reaccionar eso sí orientadas hacia un fin común, acordado y compartido por la organización sin dejar de definir una estrategia pero más simple y más flexible.

Pensar sencillo, actuar rápido e iterar. Aplicar el ¡preparados, fuego, apunten…!

Os animo a leer a Benedetti…

By | 2018-11-01T13:21:56+00:00 September 21st, 2017|Blog, Guest Signature|0 Comments

Leave A Comment

CONTACT ME:

C/Anabel Segura, 14-28108 Alcobendas Madrid

Phone: 91-657.70.00

Web: http://www.es.capgemini.com